Skip to main content

PREGUNTAS SOBRE MANTENIMIENTO

  • Sí. Aquí tienes algunos consejos para ayudar a que tus llantas duren más:

    • No manejes a alta velocidad. Las altas velocidades pueden generar calor excesivo, lo que puede aumentar el grado de desgaste de las llantas. Maneja respetando el límite legal de velocidad.
    • Evita dar vueltas y tomar curvas a alta velocidad.
    • Evita arrancar rápido y frenar súbitamente.
    • No manejes por la orilla del pavimento, sobre la acera, en baches u otras obstrucciones.
  • Cada llanta requiere el número del Departamento de Transporte (DOT por sus siglas en inglés), el cual debe estar impreso en algún costado de la llanta. Ese número empieza con las letras “DOT” y puede contener hasta 12 números y letras adicionales.

    • Las primeras dos letras o números identifican al fabricante de la llanta y el código de la planta manufacturera. Antes del año 2000, los últimos 3 dígitos del número DOT representaban la semana (2 dígitos) y el año (1 dígito) de producción, por lo que si los últimos tres dígitos eran 439, la llanta fue producida en la semana 43 de 1999.
    • Las llantas producidas después del 1 de Enero del 2000 tienen 4 dígitos en el código de fecha al final del número DOT. Los primeros 2 dígitos representan la semana de producción y los últimos 2 dígitos representan los últimos dos dígitos del año de producción. Entonces, 3500 indica que la llanta fue producida la semana 35 del año 2000.
  • Con el mantenimiento indicado las llantas te pueden dar un manejo más cómodo y mayor duración del piso. Así que: 

    • Revisa la presión de tus llantas mensualmente (asegúrate de que las llantas estén frías y que hayan pasado al menos 3 horas después de usarlas).
    • Verifica con frecuencia que tus llantas no tengan cortes, rasgaduras, perforaciones o cualquier otro daño, ni desgaste irregular.
    • A la primera señal de desgaste irregular del piso revisa tu alineación.
    • Asegúrate de que tus llantas estén balanceadas cuando estén montadas en los rines.
    • Rota tus llantas siguiendo el programa del manual del propietario de tu vehículo o como lo requiera la garantía del fabricante de las llantas.
  • Hay muchos factores que pueden afectar la duración del piso de tus llantas, como:

    • Compuestos del piso.
    • Características de construcción.
    • Aplicación del vehículo.
    • Mantenimiento de las llantas.
    • Condiciones geográficas.
    • Condiciones atmosféricas.
    • Hábitos de manejo.
    • Y más...